El FRAP asesina a un policía en Atocha durante el 1 de mayo (1973)

1demayo1973q

A partir de los años 60 y 70 la oposición antifranquista empieza a tomar las calles aprovechando el aperturismo de la dictadura y el declive físico del Caudillo. Al calor de los movimientos estudiantiles pronto surgen numerosas organizaciones como el Frente de Liberación Popular y aparecen otros como ETA que aprovechando la coyuntura tambaleante del regimen no dudan en usar la violencia para lograr sus fines.

La disidencia saca pecho. El 1 de mayo, festividad obrera prohibida y perseguida que la dictadura había diluido con actos festivos, folclóricos y deportivos del sindicalismo franquista, se empieza a celebrar clandestinamente y aparecen los primeros pasquines y carteles colocados en las calles. La policía comandada por la Brigada Politico Social reprime y envía a la cárcel a numerosos activistas, pero más allá de lo que ocurre en el País Vasco cree controlar la situación.

1mayo1973El antiguo Hospital Provincial de Madrid y sus aledaños protagonistas del accidentado 1 de mayo de 1973 / archivo fotográfico del autor

Pero fue en 1973 cuando el franquismo se vio realmente en jaque. Ese año una facción del Partido Comunista denominada Marxista Leninista junto con su brazo armado, el FRAP (Frente Revolucionario Antifascista y Patriota) organizan una gran manifestación en las calles de Madrid. Se trata de la primera vez que durante un 1 de mayo va ocurrir algo así. Miles de personas (10 000 según el FRAP muchas menos según la Policía Armada) toman el conocido Barrio de las Letras con banderas rojas y consignas antifranquistas.

La Policía Armada y la Brigada Político Social intenta desarticular la manifestación a la vieja usanza, con muchas porras y detenciones,  pero pronto se ven sorprendidos por el gran número de disidentes convocados, los cuales con tácticas de guerrilla urbana pronto se dispersan en pequeños grupos que se internan por las callejuelas del barrio: Antón Martin, Ave María, Tres Peces, Huertas… Son calles estrechas, conectadas entre si, repletas de recovecos por los que se puede huir y planificar una acción.

1demayo1973

La calle del Doctor Mata que conecta con la ronda de Atocha fue escenario de la muerte del subinspector Fernandez / Archivo Fotográfico del autor

En la calle de Santa Isabel esquina Doctor Mata (junto al actual Museo Reina Sofía entonces Hospital Provincial de San Carlos) se encuentran un centenar de manifestantes enarbolando banderas comunistas. Un pequeño grupo de policías encabezados por el jovencísimo subinspector Juan Antonio Fernández se dirigen hacia ellos con la intención de dispersarlos. Los manifestantes corren por las calles que rodean el actual Museo Reina Sofía hasta que un grupo se interna por Doctor Mata camino de Atocha.

Allí se produce una emboscada mortal. El subinspector es derribado al suelo y recibe varias puñaladas que le llevaran a la muerte horas después en la Ciudad Sanitaria Francisco Franco de Madrid. Tres compañeros suyos también son heridos, incluido un agente que recibe una puñalada en el interior del vehículo policial. El FRAP se presenta y lo hace con violencia. El suyo es un movimiento revolucionario dispuesto a acabar con el franquismo por las armas.

1demayo1973recorte1

 

1demayo1973recorteRecorte de prensa del periodico Informaciones y el YA. La noticia causa estupor dentro del franquismo / Recortes de prensa de la web del FRAP

La noticia corre como la pólvora por todo Madrid. Se suceden los incidentes que la policía reprime con mas dureza si cabe. La jornada se saldaría con cerca de 150 detenidos y una decena de heridos. La muerte de Juan Antonio Fernandez enerva los nervios de la facción mas dura del franquismo politico, militar y policial. Piden venganza y mano dura. Se organizó un gran funeral de estado para el policía muerto en el que Carrero Blanco tuvo que escuchar numerosas consignas pidiendo otra guerra. La Brigada Politico Social recoge el guante y aumenta su represión contra la disidencia, aumentando las detenciones, los interrogatorios y las torturas. Numerosos ciudadanos son llevados ante el Tribunal de Orden Publico.

melixlorrio

Policías y miembros de la Brigada Politico Social capturan a un militante antifranquista / Imagen extraída de la web del FRAP

 

La persecución contra el FRAP fue especialmente fuerte. En los meses siguientes fueron desarticuladas numerosas células y muchos de sus militantes detenidos dejando al grupo sin acción durante todo 1974 y parte del 75, año en el que la dictadura condenaría a muerte a dos de sus militantes ante el estupor y la repulsa de gran parte de la opinión publica mundial. Cuando piden clemencia Franco tendrá muy presente la muerte de Juan Antonio Fernandez. La dictadura iba a morir matando.

Las calles cercanas al Reina Sofía, hoy tomadas por numerosos turistas, son testigos históricos de aquel 1 de mayo de 1973, el primero en el que el franquismo se sintió contra las cuerdas.

Localización

Calle del Doctor Mata esquina Santa Isabel (delante del Museo Reina Sofía)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: